Macri, espiador serial: ni el Papa Francisco se salva!

La gestión de Gustavo Arribas no sólo se encargó a vigilar a periodistas y dirigentes políticos propios y ajenos, sino también a miembros de la Iglesia Católica

A los más de 400 periodistas aparentemente espiados durante la Cumbre del G20 y dirigentes políticos propios y ajenos que van de un espectro que incluye a Martín Insaurralde, Jorge Ferraresi, Graciela Caamaño y Nicolás del Caño pasando por los propios María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta y (no tan propios) Emilio Monzó  se suman curas y obispos que son allegados a nada más y menos que el Sumo Pontífice.

Entre ellos el padre José María “Pepe” Di Paola, cura villero, sacerdote del clero diocesano de la Arquidiócesis de Buenos Aires.

Tambien el monseñor Jorge Rubén Lugones, jesuita, obispo diocesano de Lomas de Zamora y presidente de la Pastoral Social. Además, el padre Francisco “Paco” Oliveira, del grupo de Curas de la Opción por los Pobres.

A diferencia de Pepe, Paco y Monseñor Lugones tienen una clara tendencia peronista, como en su momento la representó el Padre Mujica. De hecho, el obispo lomense es un íntimo de Francisco. ¿Buscaba también Macri enterarse los movimientos del Papa espiando a su gente de confianza?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s